La salmonicultura: un mar de oportunidades


Por Carlos Odebret, gerente general de SalmonChile A.G.

2012 será un año muy importante para la industria del Salmón en Chile en términos de consolidación productiva. Los desafíos del sector están puestos en los temas sanitarios, para minimizar los riesgos en la industria, evitando así repetir una crisis como la que tuvimos en el año 2007.

Hoy tenemos una salmonicultura mucho mejor que la que teníamos antes. Se ha realizado un esfuerzo conjunto entre productores, proveedores y autoridades con el objetivo de crear un nuevo sistema productivo que nos permita convivir con enfermedades, desarrollarnos en conjunto con las comunidades y seguir creciendo en el tiempo.

La recuperación del sector ha implicado una mejora en los datos de empleo de la región. De hecho, los últimos datos del INE para el trimestre centrado en el mes de noviembre, indican que el desempleo en la zona es de un 2,6%. Puerto Montt  se presenta como la ciudad y capital regional con la tasa más baja de desocupación con 1,4%.
En materia de empleo, las proyecciones para el sector durante este año son positivas. Se espera una recuperación en la actividad productiva anterior al virus ISA, lo cual implicaría una mejora en términos de puestos de trabajo y relaciones laborales, entre lo cual se estima un aumento en los puestos de trabajo en empleos directos e indirectos de alrededor de 50 mil puestos desde los 40 mil que hoy existen.

Asimismo, aumentarán las alternativas laborales a las personas más excluidas: mujeres, jóvenes y personas de escaso nivel educacional. Actualmente, un 26,8% de los puestos de trabajo son ocupados por trabajadores menores de 25 años, esto contribuye a disminuir las altas tasas de cesantía en el sector.

Otros de los focos importantes que tiene considerado la industria durante ese año es orientar nuestras capacitaciones y certificaciones en la población más vulnerable, con el fin de cerrar brechas en el sector y dotarlos de mejores herramientas para enfrentar el mercado laboral.

En ese sentido, SalmonChile está preocupado del fortalecimiento del capital humano técnico, incorporando a trabajadores distribuidos entre las regiones de La Araucanía y Aysén, quienes se certificarán en un abanico más amplio de perfiles ocupacionales presentes en toda la cadena de valor. Es importante destacar que la Certificación de Competencias Laborales busca reconocer formalmente la experiencia adquirida por los trabajadores a lo largo de su trayectoria laboral, medición que se hace en terreno con la observación de profesionales con una vasta experiencia en el sector, y a través de diversos instrumentos que permiten identificar las fortalezas y debilidades de los trabajadores, con el propósito de potenciar sus habilidades y, en el caso de detectar brechas, generar instancias de capacitación pertinentes a las necesidades identificadas.

En este contexto, la recuperación del sector y fundamentalmente la industria del salmón, fue uno de los sectores productivos que mayor cantidad de puestos laborales generó, lo que seguirá produciéndose durante el año 2012 y 2013.