La información de graduados en contexto


Por Ulrich Teichler, académico Centro Internacional para la Investigación de Educación Superior, Universidad de Kassel, Alemania
 

La recolección, análisis y divulgación de información sobre los graduados del sistema de Educación Superior es altamente relevante. Por lo tanto, este documento debe considerarse como un primer paso hacia la información de mayor complejidad. Sin embargo, es deseable que estos datos se complementen gradualmente con otros más integrales, que consideren aspectos no sólo económicos sino también sociales y humanos.
Las personas que deben tomar una decisión sobre su futuro deben considerar el tema de los ingresos monetarios como un dato relevante, pero sólo de manera parcial, ya que basarse sólo en ello podría incluso llegar a generar desinformación. En consecuencia, si en la toma de decisiones sólo se contempla la información sobre el probable sueldo futuro eso puede tener consecuencias no deseadas para los estudiantes, las instituciones y el Sistema de Educación Superior en general.
Desde el punto de vista de los estudiantes y sus padres, las decisiones debiesen ser tomadas en relación a aquellos factores que efectivamente agreguen valor al estudiante. En esta línea, las preguntas adecuadas podrían ser ¿qué es lo que una determinada carrera en una institución de educación superior en particular puede hacer de mí? ¿Cómo  mis capacidades, intereses y motivaciones pueden potenciarse en esa carrera e institución?
Los estudiantes deben saber que el mercado laboral es el que definirá sus ingresos en el futuro, y que  en las dinámicas actuales de las economías nada asegura que los ingresos de los hoy egresados sean similares a los de quienes se titularán en varios años más. Hay que considerar que, frente al fenómeno de masificación de la Educación Superior, es correcto asumir que las ocupaciones hoy altamente remuneradas y que dependen de factores externos a las instituciones, no crecerán al mismo paso que el número de egresados.
Por otro lado, es probable que aquellas instituciones y carreras de los graduados de altos ingresos reciban señales y estímulos quizás erróneos sobre su función académica. Aún más importante, las instituciones y carreras cuyos graduados presenten bajos ingresos podrían ser también injustamente estigmatizadas. Los factores explicativos de los ingresos deben considerar factores demográficos, geográficos, de las economías locales y aquellos propios del mercado laboral.
Considerando que las instituciones de Educación Superior prácticamente no  tienen influencia en los salarios o las ocupaciones, la preocupación por los sueldos de los egresados y la empleabilidad debiese dar paso al interés por la relación entre el currículo, los conocimientos, las competencias y el trabajo. Por ello, es necesario comprender la relevancia profesional de la Educación Superior, más allá del enfoque del match o mismatch.
En la perspectiva de la información respecto de las remuneraciones, el sistema más que enfocarse en los egresados en trabajos bien remunerados, debe prestar atención en lo que sucede con los egresados con menores ingresos.
Por otro lado, considerar los ingresos monetarios de los egresados de ciertas instituciones y sus carreras como un indicador de calidad es un error. La relación de sueldos u honorarios y determinadas carreras e instituciones es una caja negra, es decir, en concreto no entrega información valiosa sobre aquellos procesos que nos deben ocupar, y que al fin y al cabo cambian la vida de las personas y las sociedades de formas que la mayoría de las veces no son fácilmente medibles.
Para terminar, deseo compartir una experiencia que nos invita a reflexionar. La Universidad de Kassel, en Alemania, creó hace más de 40 años carreras en el área de las energías renovables. Para los estudiantes, en el momento de su ingreso a esas carreras en los años 70, las probabilidades de obtener altos retornos económicos una vez graduados de esas desconocidas carreras eran bajas. Sin embargo, al poco andar todos ocuparon puestos claves en empresas de energías renovables, y algunos incluso fundaron la que hoy es la mayor empresa de energía solar del mundo.
A partir de la valiosa información disponible en esta publicación, que pone el énfasis en valores extrínsecos, los estudiantes, las instituciones y el conjunto del sistema de Educación Superior deben dar paso a decisiones motivadas por información que fortalezca los valores intrínsecos, con el fin de incrementar la innovación y creatividad, valores fundamentales para una economía del conocimiento.

*Deseo agradecer los comentarios, la contextualización y la versión en español a Eduardo Rivera, M.A. en Educación Superior de la Universidad de Kassel.


Ministerio de Educación - Teléfono +56 2 24066000 - Dirección Av. Libertador Bernardo O'higgins 1371

Políticas de Privacidad | Manual de Normas Gráficas | Visualizadores & Plug-ins | DS100 | CSS 3 | CC

Gobierno Transparente Ley de Transparecia
Ir arriba